miércoles, 1 de diciembre de 2010

Desde mi butaca "Tras los pasos de Hitchcock"




Caminando  hacia el cine me iba preguntando,  ¿será capaz Rodrigo Cortés de engancharme durante noventa minutos con un tipo metido en un ataud?; pues no sólo lo consiguió sino que acabé con ganas de ver más trabajos de este joven realizador español que promete mucho. “Buried” es una sorprendente, provocadora e inquietante historia de atmósfera opresiva, la de Paul Conray, un conductor norteamericano que despierta enterrado vivo bajo el desierto iraquí sin saber porqué está allí, cómo ha llegado y si tiene la más mínima posibilidad de salir vivo de tal situación. Poco más se puede desvelar, salvo que cuenta con un mechero y un móvil con poca batería, porque lo que hace grande la película es su fórmula para provocarte la necesidad de saber más y más de lo que le acontece. Cortés filma magistralmente a un hombre dentro de una caja de madera sin sacar la cámara en ningún momento fuera del pequeño cubículo, rodando planos de situación tan sugerentes como el cinemascope de las películas del oeste, con una elevada precisión en los movimientos de cámara y una adrenalínica fluidez rítmica, generando un suspense digno del genial Hitchock. “Buried “provoca sensaciones de claustrofobia, desesperación, calma, terror… a base de no conceder ni un respiro al espectador; parece mentira que puedan suceder tantas cosas en un espacio tan reducido. Sin duda hay que destacar el buen hacer de Ryan Reynols, que lleva a cabo una sugerente y realista interpretación de un hombre desesperado; usando las exageradas palabras del director: “Reynols es… el mejor que uno puede soñar”. Es verdaderamente una gozada que tras salir de la sala, de repente te encuentres pensando, sin darte cuenta, en como han sido rodados muchos de los planos y te acabes percatando del desafío técnico al que se han enfrentado Cortés y Eduard Grau (el director de fotografía), que construyeron hasta siete ataúdes diferentes para poder generar los elaborados movimientos de cámara del film.Durante una hora y media estarás encerrado junto al protagonista en una situación límite, acabarás con un nudo en el estómago y la sensación de haber visto una coherente y personal visión de nuestra realidad a dos metros bajo tierra, con una atractiva banda sonora de Victor Reyes. Solo queda esperar el próximo proyecto de Rodrigo Cortés “Red Light” un thriller psicológico que contará con Sigourney Weaber y Robert de Niro, y que los americanos sigan financiando a directores españoles.


Crítica "Buried" de Rodrigo Cortés.
Publicado en  "El Día Cultural" el Viernes 22 de Octubre de 2010.