lunes, 1 de marzo de 2010

Desde mi butaca: "Noches de Luna LLena"




Los vampiros son quizás las criaturas de la noche más recurrentes en la historia del cine, pero los hombres lobo les pisan los talones. Muchas son las historias que tienen a los licántropos como protagonistas, sobre todo en la serie B, donde el español Paul Naschy les dio vida tantas veces. "El hombre lobo" de Joe Johnston da en principio la sensación de querer transitar por el camino iniciado por Francis Ford Coppola en  su “Drácula de Bran Stoker”, en el que se dedicaba a profundizar y revisar un clásico del terror bajo una mirada adulta, y que tan buen resultado le dio a Keneth Branagh en su "Frankenstein"; pero en realidad el director se distancia  mucho de sus predecesores abordando un mero remake de la mítica cinta de la Universal dirigida por Lon Chaney Jr. en 1941.
Lawrence Talbot es un prestigioso actor de teatro que regresa a su pueblo natal, Blackmoor, a causa del reciente fallecimiento de su hermano a manos de una salvaje criatura. En el curso de su investigación para tratar de descubrir qué o quién le ha matado, Lawrence es mordido por un hombre lobo, y la maldición de la luna llena se apodera de su vida. Johnston contaba con muy buenas bazas, un personaje fabuloso y terrorífico, un gran elenco de actores y los medios necesarios para hacer una magnífica película, pero no lo consigue: realiza un trabajo con altibajos que no nos cuenta nada nuevo ni nos sorprende en la forma de contarlo, y donde prácticamente solo se salva la caracterización de la criatura - un gran trabajo de latex y maquillaje - con un diseño más inspirado en el original de la Universal que en las últimas versiones cinematográficas  de la saga Underwold. Es una pena que se desaprovechen dos grandes actores como Benicio del Toro y Anthony Hopkins que podrían haber efectuado unos cara a cara impresionantes. Danny Elfman no hace un trabajo malo y esta vez no iba a ser menos, ejecutando una banda sonora fuerte y atmosférica. Estamos ante una historia que habla del instinto contra la razón, que intenta ser un drama épico, adornado con una historia de amor. Eso sí, no se hace nada larga, ni pesada, mantiene un buen ritmo, aunque después de los diez primeros minutos sepas todo lo que va a ocurrir.


Crítica "El Hombre Lobo" de Joe Johnston.
Publicado en  "El Día Cultural" el Viernes 26 de Febrero de 2010.