miércoles, 18 de noviembre de 2009

Desde mi butaca "Una más de terror"




Jaume Collet-Serra, director español afincado en la meca del cine, nos presenta - tras sus anteriores “La casa de cera” y “Goal II: Living the Dream” - su tercer trabajo “La huérfana”.
En esta ocasión nos cuenta la historia de un matrimonio que al perder a su hija nonata decide adoptar a una niña llamada Esther; una niña que tras una apariencia de buena chica y un aspecto de princesa del siglo XVIII esconde a la par una inteligencia abrumadora y terribles secretos.
La historia recuerda a películas como “La profecía” de Richard Donner o “El buen hijo” de Joseph Ruben, aunque el director se distancia de ellas apostando por otorgarle al film la esencia de un thriller psicológico y unos tintes realistas, en una atmósfera tensa y cargante. Es una pena que según va pasando el metraje de la película tengas la sensación de saber lo que va a pasar, salvo en un par de ocasiones.
Collet-Serra no es capaz de mantener el ritmo, que llega en algunos momentos a hacerse eternamente lento, y abusa de los tópicos del género. Por contra, su gran acierto es la sencillez en las escenas de terror, apartándose de los grandes efectos especiales que predominan hasta la saciedad en el género en nuestros días.
En suma, “La huérfana” es una película que se deja ver, pero que no pasa de ser más bien un film para pasar el rato de después de comer.
Eso sí, estamos ante el nacimiento de una estrella, Isabelle Fuhrman, que en el papel de Esther nos cautiva desde su primera aparición en pantalla; una niña de apariencia angelical pero que, con una mínima mueca, nos hace estremecernos en nuestras butacas.

Publicado en  "El Día Cultural" el Viernes  13 de Noviembre de 2009.