jueves, 24 de diciembre de 2009

sábado, 12 de diciembre de 2009

Desde mi butaca "¡A CARCAJADAS!"



El spoof movie  español ha llegado a los cines con “Spanish Movie”, la ópera prima de Javier Ruiz, que nace contagiada por el espíritu de clásicos del género como “Aterriza como puedas” o “Hot Shot”.
Comencemos explicando el término:  se trata de un subgénero dentro de la comedia, que se dedica a parodiar películas de gran éxito en taquilla - uno de los ejemplos más claros sería la saga de “Scary Movie” - y es un estilo que ha tardado en llegar a España pero que en Estados Unidos se ha realizado hasta la extenuación.
Si la risa alarga la vida, soy un afortunado gracias a que el otro día me dejé caer en la butaca para ver “Spanish Movie”, que logró hacerme reir de principio a fin aunque, eso sí, no busquéis en ella originalidad ni crítica social, sólo el máximo entretenimiento basado en la risa y el humor.
La cinta nos hace transitar por todas las historias más taquilleras del cine patrio, desde “Los Otros” de Amenábar al “Volver” de Almodóvar, pasando por “El laberinto del fauno” de Guillermo del Toro, llevando de guías a un gran elenco de actores entre los que destacan Carlos Areces, en el papel de todos los personajes de Bardem, y Alexandra Jiménez en el rol de Ramira (el clon paranoico de la Ramira almodovariana ) que desbordan naturalidad y buen hacer.
Gags y más gags, es el principio fundamental que Paco Cabezas plantea en el guión, intentando con esta fórmula que el espectador encuentre siempre algo con lo que desternillarse.
Existe una clara esencia casposa pero genial de los chicos de Muchachada Nui, en esta obra, aparte del cameo de todo el equipo en “Los lunes alcohol”; subyace en el fondo el disparatado sentido del humor, casi siempre absurdo de esta hilarante pandilla comandada por Joaquín Reyes.
La verdad es que no creo que este film pase a los anales del cine español, pero lo que si va a hacer es que salgas de la sala con una sonrisa dibujada en tu cara.

Crítica "Spanish Movie" de Javier Ruiz.
Publicado en  "El Día Cultural" el Viernes  11 de Diembre de 2009. 

viernes, 11 de diciembre de 2009

Pequeñas Cosas







Perdonar el retraso en postear, acabo de subir las últimas criticas, pero como no he tenido tiempo para hacerles una ilustración, subo esta para que no penseis que he dejado de currar. En estos momentos estoy inmerso en la preparación de un proyecto de comicbook, del que iré subiendo algunas imágenes los proximos días.


Desde mi butaca "Un pequeño paso ¡verde!."


Luchando por un hueco en el mundo de la animación, los españoles de Ilion Animation Studios lanzan al mercado “Planet 51”, una creación española destinada a un público norteamericano; es más, el mundo donde se desarrolla la acción, recuerda demasiado a la América de los años 50 y 60, casi una copia - aunque “platillesca” - de la ambientación de la mítica “Regreso al futuro”.
 En un idílico mundo de criaturas verdes, aterriza un astronauta americano, de la Nasa, llamado Chuck Baker. El acontecimiento pondrá patas arriba a todo el planeta, que teme las invasiones alienígenas debido a una multitud de películas de invasiones del espacio exterior. El gobierno intentará apresar al recién llegado, pero éste contará con la ayuda de un trío formado por Lem, un adolescente, Skiff, un freaky, y Eckle, un niño travieso, que harán todo lo posible por mantener a salvo al terraqueo.
Los chicos de Ilion demuestran que se puede hacer en España grandes proyectos de animación, con una gran calidad técnica, lo malo es que el guión no está en consonancia, quedándose flojo y previsible, tirando de recursos fáciles como las referencias cinematográficas a películas como “Cantando bajo la lluvia”, “El ataque de la mujer de cincuenta pies”…; eso sí, algunas son geniales, como la mascota que se parece al extraterrestre de “Alien, el octavo pasajero”. Al notar que quien firma el guión es Joe Stillman, entiendes que la película tenga tanto carácter americano, pero parece mentira, que el coguionista de "Shrek", desarrolle esta historia tan manida.
A pesar de la falta de originalidad y su excesivo tono infantil, la película se deja ver, haciéndote pasar un rato ameno y manteniéndose al mismo nivel que muchas producciones estadounidenses.
Cabe destacar la ambición del proyecto, una superproducción animada “made in Spain”. Sólo por este aspecto, merece la pena que lo apoyemos, y ya sólo queda esperar que mejoren en sus próximos trabajos.

Publicado en  "El Día Cultural" el Viernes  4 de Diembre de 2009. 

Desde mi butaca "Entre mujeres"


Cerrado el Festival "Mujeres en Dirección" que acogió por cuarto año la ciudad de Cuenca, la semana del 23 al 28 de Noviembre. Una semana fantástica con el cine a dos euros. Así sí se puede ir todos los días; qué pena que terminó.
Dentro de las secciones oficiales del certamen han destacado los cortometrajes por encima de los largos ya  que estas pequeñas historias han sido en general mucho más expresivas y han mantenido un mayor ritmo cinematográfico que las de larga duración. Dentro de los cortometrajes ha despuntado una pequeña pieza de animación llamada "Fäst Vid Dig" (Atado a ti), en la que se nos cuenta de una manera muy gráfica y divertida, a partir de muñecos de arcilla, los lazos irrompibles del amor de una madre hacia su vástago. Las directoras atrapan desde el principio la atención sin necesidad de que los protagonistas articulen una palabra, provocando que la narración se haga todavía más internacional, comprensible y entrañable.
Con el corazón un poco tocado te deja también la película, esta vez de larga duración, "Entre Nos", una obra que viene desde los Estados Unidos, pero con voz y sentir colombiano. Gloria La Morte y Paola Mendoza nos narran en ella la conmovedora vida de una inmigrante de esa nacionalidad que, abandonada por su pareja en Nueva York, es capaz de salir adelante con sus dos hijos pequeños, enfrentándose al mundo (la gente, el idioma…) para salvaguardar a su familia. Pero sobre todo, nos quedamos de piedra cuando la propia Paola - codirectora y protagonista - nos revela que la esencia del film está basado en la vida de su propia madre y que la niña pequeña que sale en pantalla fue ella misma aunque nos matice que el relato no es completamente fiel a los sucesos de su propia infancia. Uno de los mayores logros del film es el casting infantil del que sobresale el actor que encarna al hijo de la protagonista. Solo le pondría, siendo algo malvado, un pero: una pena que pase con tanta serenidad por los momentos más duros haciendo que no lleguen a impactarnos tanto ni a desgarrarnos al completo el corazón.

Publicado en  "El Día Cultural" el Viernes  27 de Noviembre de 2009. 

Desde mi butaca "SE ACABÓ EL MUNDO"


Roland Emmerich o el “señor de las catástrofes”, ataca de nuevo, aunque esta vez sustituye a los extraterrestres por un desastre natural: un grupo de científicos predice que se avecina el fin del mundo por una relación entre las manchas solares  y los neutrinos y los altos mandatarios deciden salvaguardar a la humanidad (sin que la mayoría de la población lo sepa) ideando unas naves que albergarán una parte del mundo que conocemos. Este es el punto de partida en el que Emmerich sitúa a una familia americana, para contarnos su ardua lucha por mantenerse vivos durante la mayor catástrofe natural de la historia de la tierra.

Coca Cola y palomitas pensaba mientras me dirigía hacia el cine para ver  esta “2012”, última cinta de Emmerich, y  tengo que decir que  aunque no aguardaba la película de mi vida sino pasar simplemente un buen rato, tampoco esperaba un guión tan inverosímil, que intenta tener un rigor científico pero que solo consigue retroalimentarse de los guiones de varios films del propio director, y que agota con su megaoptimismo sobrepasando los límites conocidos.
Bueno, al menos mi retina disfrutó de los efectos especiales, que aunque no aportan nada a la trama, son de una calidad deslumbrante de principio a fin, destacando momentos de simple destrucción que son plásticamente fabulosos.
Debería comentar algún aspecto de la actuación, pero la verdad es que el guión no les deja mucho espacio con el que jugar a los actores, porque los protagonistas carecen de aspectos psicológicos lo que provoca actuaciones de lo más planas.
Está claro que ésta última creación del “señor de las catástrofes” es para verla en el cine y no en el televisor del salón, pero gastarse el dinero para comprarse la entrada, verdaderamente es tirarlo. Os recomiendo que optéis por otra historia de la muchas de la cartelera.

Publicado en  "El Día Cultural" el Viernes  20 de Noviembre de 2009.