miércoles, 4 de noviembre de 2009

Desde mi butaca "El insólito Terry Gillian"






Fascinante es el calificativo que resonaba en mi cabeza cuando, sentado aún en mi butaca tras visionar "El imaginario del Doctor Parnassus" de Terry Gillian, se encendieron de nuevo las luces de la sala. Y es que el antiguo integrante de los Monty Python, nos trae a las pantallas una historia que navega entre la fantasía y la realidad, una lucha entre la imaginación y los demonios de la existencia.
Como un niño me sentí cuando la película sobrepasó sus primeros diez minutos; en ese momento me volví a sentir en el sofá de la casa de mis padres, a primera hora de la mañana de un domingo, disfrutando una y otra vez de "Las aventuras del Barón de Münchaussen", con un vaso de leche en la mano y bastante menos pelo en la cara. Porque estas dos cintas dirigidas por Gillian - la que entonces me contaba las extravagantes andanzas del Barón y la que ahora nos narra la fáustica historia del Doctor Parnassus que hechizado por el amor hace una apuesta con el diablo - tienen algo (o mucho) en común: la desbordante imaginación de su creador.
Elogios también, por supuesto, para el difunto Heath Ledger que nos dejó una magnífica interpretación de un galán granuja y sombrío en el papel de Tony. Y no puedo cerrar el comentario sin dejar de recomendar esta película que, aunque algo extraña en su naturaleza, no dejará indiferente a quien la vea. Eso sí, procurad disfrutarla en versión original.



Publicado en  el cultural "El Día" el Viernes  30 de Octubre de 2009.